Ponferrada-Villafranca del Bierzo

05/06/05

PreparativosSahagun-Burgo
Burgo-Mansilla
Mansilla-Leon
Leon-Villadangos
Villadangos-Astorga
Astorga-Rabanal
Rabanal-Ponferrada
Ponferrada-Villafranca
Villafranca-Cebreiro
Cebreiro-Sarria
Sarria-Portomarin
Portomarin-Palas
Palas del rey-Arzua
Arzua-Arca
Arca-Santiago
Home (Inicio)

Ponferrada- Villafranca del Bierzo

Al día siguiente y después de un alucinante pipí nocturno, digo alucinante porque así se me antojo el ir pasillo arriba y abajo con mi linternita en busca del lavabo, salimos hacia Villafranca. Esta vez mi rodilla me aviso nada mas salir del refugio, la cosa pintaba para mi realmente mal.  

Salimos de Ponferrada y atravesamos la fabrica de tratamiento de minerales por donde y justo por en medio, pasaba el camino. Es de agradecer la sensibilidad de la empresa en permitir el paso de los peregrinos. 

Mi rodilla ya no aguantaba y eso que tan solo habíamos recorrido unos 3 Kilómetros. Conseguí llegar hasta un pueblecito llamado Fuenseca, allí y  en el único bar, paramos a tomar un café con leche. Al mirarme la rodilla me la encontré  hinchada y con síntomas evidentes de derrame interno. Otros peregrinos que se encontraban en el bar me dirijieron una mirada seria. Pense que aquello era el fin ,no podía moverme Me sabia mal porque me encontraba  a 5 Kilómetros de Cacabelos, lugar en donde hace años, nació en mi el deseo de hacer el camino. Todo un símbolo para mí. Yo ya estaba roto y buscaba alternativas. La idea de volver a Ponferrada no me gustaba, ya que no llegaría. Así estaba en medio de mis cabalas, cuando la dueña del bar se ofreció a llevarme en coche Cacabelos, en donde me seria más fácil buscar una salida.  

Yo acepte emocionado, ya que aquello era una muestra de solidaridad impensable para un urbanita como yo. Imaginaros una persona  que no me conozco de nada, busca a su sobrina para que la substituya en el bar, y me lleva en coche. Que sensación mas extraña después de tantos Km caminando, el ir en coche sin tener que mover las piernas. Por cierto me despedi de Jesús diciéndole que trataría de llegar a Villafranca del Bierzo y sino Ultreiya para él. 

La señora me explico que no era la primera vez que hacia esto, ya que a estas alturas son muchos los peregrinos que llegan en un estado mas que lamentable y necesitan ayuda. Quise pagarle la gasolina pero ella se negó en redondo. Que puedo decir, Gracias señora el bar de Fonseca por tu ayuda. 

Llegue a Cacabelos y por  no sé que cruel burla del destino mi rodilla se había dormido. Sin embargo, persistía el derrame, pero no sentía dolor y podía caminar mas o menos. Alguien por ahí debía de estas pasándoselo pipa conmigo, dándome una de cal y otra de arena. 

Me dirigí a la plaza del pueblo de la que guardaba mis recuerdos durante mi estancia anterior y fui a buscar a la madre de Otilia. Resulto ser otra nueva odisea, ya que él numero de calle que tenia estaba equivocado y a fuerza de preguntar, conseguí dar con él numero correcto. Pero lo bueno vino después, la madre de Otilia no contestaba al timbre, a pesar de que la gente me aseguraba a ciencia cierta que ella se encontraba allí. Por lo que empezamos a gritar chillar, e incluso un señor se dispuso a saltar una tapia del patio interior para despertarla. Imaginaros él numero, yo vestido de peregrino rodeado de gente dispuesta a despertar a mi suegra. Creo que ni en una película es posible encontrar un derroche de imaginación semejante. Total, la buena señora se despertó finalmente, y después dE agradecer a mis ayudantes el esfuerzo, entre en casa. 

Nada había cambiado desde entonces, la imagen que se me ofreció era bastante triste. Me enseño las fotos de Xavi que Otilia le había enviado y quiso darme 5000 pesetas para él, a lo cual  me negué. Con ese dinero ella es capaz de subsistir por una semana. 

Quedamos que durante el transcurso de este año iríamos a visitarla, y por cierto, haré que le arreglen la cama ya que tiene una pata rota y la pobre señora tiene que dormir literalmente de lado. 

Como mi rodilla seguía fuera de este mundo, decidí intentar llegar caminando a Villafranca del Bierzo. Compre nueces a un mercader, y posteriormente pude cumplir con otro sueño, cruzar el río Cua, que pasa por Cacabelos. Cuantas veces mientras planeaba el camino en Barcelona me había imaginado este momento, y ahora lo estaba haciendo.

Me detuve en una iglesia que se encuentra a la derecha justo una vez cruzado el puente. Este punto era muy importante para mí, ya que no se porque, esta era la imagen que siempre habia tenido en mi cabeza durante los preparativos .

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nuestra Señora de las Angustias en Cacabelos . Quizas aqui empezo mi camino cinco años atras.


Cacabelos fue una ciudad importantisima para el peregrino. Fue destruida en el 1108 por un terremoto. Su estructura es la típica de un pueblo del camino. Posee una calle principal llamada calle del peregrino, que es la columna vertebral del pueblo, y en donde por cierto hay unos restaurantes buenisimos. 

El viaje a Villafranca, fue horrible, la rodilla se encargo de amargármelo, especialmente en las pronunciadas bajadas que había por la carretera. No caminaba, prácticamente me arrastraba, y tuve que pararme varias veces a descansar  para evitar el dolor. El camino se desvió de la carretera hacia el interior, a través de unos campos llenos de almendros y cerezos en flor, algo muy bonito y gratificante para la vista. 

Las pendientes eran muy acusadas, pero pude finalmente llegar en un estado lamentable a Villafranca. Decidí  pasar del refugio oficial y me fui directamente al refugio de El Jato.

 

Entrada a Villafranca del Bierzo.

 

 

 

 

 


  

  

Estaba a punto de  empezar un episodio de mi vida que difícilmente podré olvidar jamas

Aquel refugio es algo muy especial, en el ambiente se respira se intuye algo que no es normal, no es algo malo, es la sensación de una nueva  realidad, es la sensación de estar ante algo sencillamente diferente. La gente es amabilísima, una de las hijas de Jato me pregunto que me pasaba, le conté lo de mi rodilla, me dijo que se lo diría a su padre y que él me curaría, porque el Jato a parte de ser un emblema del camino, conocido hasta por las piedras, es, además, un curandero de lo mas renombrado, con una tasa de éxitos parece ser que muy importante. El no cura tu cuerpo, el busca en tu alma y te dice cual es tu verdadero mal. Su teoría es que un mal físico tiene su fuente en un problema psíquico o en algo que has hecho en la vida. Ese problema, posteriormente se transforma en un problema físico. El lee el aura de la gente y presume de ver el interior de las personas con tan  solo mirarlas, La verdad no sé que decir. Lo que pude ver me dejo con la duda para siempre.

Esperaba al mago de Oz y en realidad lo que encontré fue a una persona enjuta desaliñada, vistiendo ropas viejas y gastadas. No hizo falta que nadie me dijera que él era El Jato, en cuanto lo vi, lo supe. 

Se dio cuenta enseguida de mi situación y puso una mano sobre mi hombro y otra en mi rodilla en los tendones traseros, realizo una serie de movimientos sobre los mismos y me coloco sobre mi rodilla un mejunje de hierbas con una compresa. Me dijo que después me pondría arcilla, luego desapareció en la obra de reconstrucción del albergue ya que parece ser el anterior se le quemo, y ahora su objetivo es, y con la ayuda del que quisiera ofrecerse, el reconstruir el albergue.

Estoy cansado. No fisicamente ,si no por causa de mi rodilla.Es una dura prueba

 

 

 

 


  

 

 

 

Decidí quedarme a comer en el albergue. Comí potaje y huevos con bacalao,  nada de carne, ya que en casa Jato hay que respetar la semana santa.

Mas tarde y en plena digestión tuve la oportunidad de ver a una de sus hijas como enseñaba a tocar la guitarra a otra de sus hijas y a la tercera, pintar cruces de Santiago sobre conchas, que posteriormente serian vendidas a turistas y peregrinos. Que especie de paz  había en aquel lugar y las hijas eran realmente curiosas, una alta delgada como recién salida de la ciudad, la otra rubia sumisa y con un enorme respeto a su padre, en cada frase que decía esperaba la aprobación de Jato, en todo caso se podía observar un tipo de relación especial. Que difícilmente puede darse en otro lugar que no sea aquel. 

Por la tarde salimos a pasear por el pueblo, visitando sus iglesias y sus jardines. La gente se estaba preparando para la procesión que debía de celebrarse por la noche, y los encontramos a todos en una iglesia preparando el evento.

Villafranca es una ciudad nacida gracias al camino de Santiago. Fue fundada en tiempos de Alfonso VI. El peregrino a la entrada del pueblo pasa por delante de la iglesia de Santiago, templo románico de una sola planta. Allí y gracias al papa Calixto III, se podía ganar el jubileo en las mismas condiciones que si hubieras llegado a Santiago, merced esta solo concedida  a peregrinos enfermos o impedidos que no podían llegar. Hay que atravesar la puerta del perdón, y según nos contaron todavía hoy en día y con un certificado medico la abren a los peregrinos enfermos en la actualidad.

La verdad, es que me sentía como en otro planeta, con una sensación de irrealidad en todo lo que me rodeaba, es como si la película no fuera conmigo o como si estuviera viendo todo aquello a través de una pantalla de televisión, solo que yo estaba dentro de la pantalla.

La antiquisima puerta del perdon.Solo se abre para peregrinos que no llegaran a Santiago por enfermedad

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cenamos, y allí mismo Jato hizo una demostración de sus habilidades, primero analizo a un peregrino que llevaba un terrible dolor de espaldas causado por los 14 Kg de peso de la mochila, La teoría de Jato, es que  aquella persona llevaba en su espalda un peso proporcional a las de sus culpas. No quiero hacer ninguna clase de burla ni mofa del tema, ya que dentro de aquel ambiente, las palabreas de Jato tenían su sentido y yo no iba a ser ni mucho menos el primero en desmentirlo, después de todo una de las cosas que creo que tengo claro, es que las cosas no son como parecen ser, y es que cada persona tiene una percepción diferente de la realidad. Porque entonces debe de existir una sola explicación a los hechos, y no muchas posibles explicaciones?. 

Al que realmente acertó fue a la pareja de franceses que finalmente habían

recalado en el albergue, les dijo que tenían un problema con la hija y en efecto así era. En primer lugar acertó con que tenían una hija, y en segundo lugar que el problema existía. Con Jesús fue como entrar en resonancia, algo extraño note entre ellos justo  en el momento en que Jato paso sus manos por él. Total entre ellos queda, pero realmente era evidente la sensibilidad especial que Jato mostró por Jesús. 

En cuanto a mí, tiro por la vía fácil, fue sonsacándome que  no adivinándome mi vida personal, y a partir de ahí me dio una serie de consejos sobre lo que debía de hacer y como todo esto estaba afectando a mi rodilla. Son temas realmente personales y que no deben ser explicados aquí. En todo caso mi percepción final de Jato es la de una persona que a visto pasar a miles de peregrinos. Como es de lógica, un peregrino es una persona con una sensibilidad especial ante la vida y unas motivaciones personales para realizar el camino, mas o menos contundentes. Entonces es relativamente fácil si eres un poco psicólogo el sonsacar la información y poder posteriormente hacer cábalas con el asunto. Si esto lo repites infinidades de veces creo que realmente eres capaz de captar a las personas con solo mirarlas. 

Jato me aconsejo que me ahorrara la primera parte de la marcha del día siguiente por carretera nacional y que me centrara en la parte más bonita y dura que era la subida a Cebreiro. Así lo hice y acepte que me llevara en furgoneta justo hasta el inicio de la subida.

Lo de la furgoneta viene a cuento, de que Jato te sube las mochilas al Cebreiro por 300 ptas. Esta subida es realmente la mas dura y espectacular de todo el camino y por esa razón casi todo el mundo acepta y prefieren hacer la subida sin la mochila. Jato te la deja posteriormente en el refugio de la cima. 

Nos fuimos a dormir a un dormitorio muy curioso situado en una planta alta donde el tronco de un árbol cruza las dos plantas. Entre los consiguientes ronquidos se hizo el día, y con ello el vaivén de peregrinos preparándose para la marcha, yo me quede allí con la sensación estúpida de inutilidad. Estuve a punto de coger la mochila e irme yo también, pero ya Jesús me llevaba media hora de ventaja y eso era demasiado.